Según la FAO los pueblos indígenas son los principales protectores ambientales de América Latina

Al parecer, su presencia está asociada con una gran reducción de las emisiones de carbono, una tasa menor de deforestaciones y la pérdida de la biodiversidad según dice un informe de La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, entregado el jueves pasado.

El informe indica llamado “Los pueblos indígenas y tribales y la gobernanza de los bosques” que tanto en America Latina como en el Caribe las deforestaciones son “significativamente más bajas” en aquellos territorios donde los gobiernos han reconocido los derechos de estos grupos étnicos y sus derechos sobre los territorios que habitan.

Este estudio estima estas conclusiones al tratarse de un metanálisis en el que la FAo en asociación con la FILAC, el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina, en el que se revisaron más de 300 estudios e investigaciones publicadas.

Según los datos cada año se evitan 42,8 y 59,7 millones de toneladas métricas de emisiones de emisiones de carbono en Colombia, Bolivia y Brasil, lo que presumiblemente es equivalente a sacar de circulación a unos 12,6 millones de vehículos cada año.

Estos pueblos indígenas tienen tanta repercusión en el impacto ambiente muy posiblemente debido a que ocupan casi completamente una quinta parte de la región de américa latina. De hecho, físicamente ocupan un total de la superficie de la región equivalente a unos 404 millones de hectáreas.

De esas 404 millones de hectáreas, 237 millones pertenecen a la cuenca de la amazona, lo que quiere decir que ocupan el 60% del total de este territorio donde habitan muchísimas especies diferentes de plantas y animales, algunos de ellos protegidos y otros desconocidos. Según los datos la superficie que ocupan lo indígenas (ese 60%) es mayor a la de España, Francia, Alemania, Italia, Noruega y Reino Unido juntos.