¿Cuáles son los criterios para la organización de la Liga de Campeones?

La Liga de Campeones es actualmente la competición internacional más prestigiosa. Sólo con ver los clubes que participan, está claro que la copa de la orejona reúne a los mejores equipos del fútbol. La organización de una competición de este tipo requiere que se sigan ciertos criterios exigidos por la UEFA. Es un formato que ha ido evolucionando desde su creación. Actualmente, consta de 4 rondas de clasificación, una fase de 8 grupos, 3 rondas eliminatorias y la final.

Obtención de los 32 equipos para la fase de grupos

Normalmente, la clasificación de la UEFA de las selecciones nacionales determina la entrada en la competición. A modo de explicación, algunos países tienen tres clubes clasificados para la fase de grupos, como España, Inglaterra y Alemania. Sin embargo, en otros países, como Francia, son los dos primeros los llamados a competir. En Polonia, Noruega y otros países, sólo el campeón defensor tiene este privilegio. 

Es importante subrayar que estas rondas de clasificación se organizan en dos series. La primera se refiere únicamente a los campeones de todos los países participantes. La segunda ronda es para quince clubes que no son campeones. Al final de las eliminatorias, sólo se seleccionarán 10 equipos que se unirán a los otros 22 para una competición de locos. 

Las fases eliminatorias

Durante la fase de grupos, se celebra un minicampeonato, similar al de la Copa del Mundo. Los 32 clubes están divididos en 8 grupos de 4 equipos cada uno. Cada equipo tiene que enfrentarse a los otros 3 equipos de su grupo en un partido a dos bandas.

Tras la fase de grupos, se seleccionan 16 equipos para la siguiente etapa de la aventura. Así entran en la fase final de la Liga de Campeones. Estos partidos se juegan a dos bandas y el número de goles marcados determina el ganador. 

La final se decide en un solo partido, que suele disputarse a finales de mayo o principios de junio. En caso de empate entre los dos finalistas, habrá una prórroga y una tanda de penaltis. El ganador de esta prestigiosa copa se enfrentará al ganador de la Europa League para disputar la Supercopa de la UEFA. Este partido da el pistoletazo de salida a la nueva temporada.